Badabun te recomienda

7 cosas que piensas que un hombre quiere en el sexo pero en realidad ODIA


Complacer a nuestra pareja es algo que nos provoca desatar las más locas fantasías durante el sexo, y claro, después de que tienes mucho tiempo con tu chico aprendes a conocer que actitudes, posiciones, movimientos e incluso otras cosas más atrevidas le gustan; pero mientras estamos conociendo a una nueva pareja, o en el camino a descubrir lo que se la pone bien dura, cometemos algunos errores que muchas veces arruinan la pasión del momento y nos dejan con un mal sabor de boca (y con muchas ganas también).

Pues bien, aquí les dejamos que NO se debe hacer a la hora de coger; para que eviten este tipo de actitudes y pequeños detalles que matarán la llama de la pasión. ¡Tomen nota!

1.- Que les dejen todo el trabajo


A ningún chico le gustaría tener sexo con un objeto, en todo caso se hubieran comprado una muñeca inflable (así no la tendrían que llevar a cenar y pasarían directo a la acción). Es cierto que siempre se dice que un hombre debe tener la iniciativa y volver loca a una chica en la cama, pero ¡no se pasen!, es muy decepcionante para ellos cuando llegan a la hora de la acción y se convierten en un maniquí, les quita las ganas totalmente y creanme que va a huir.

2.- Los golpes

Los jueguitos previos son muy importantes antes de empezar la acción, pero en ocasiones a las chicas se les pasa la mano, tal vez es porque sienten ganas de hacer algo nuevo y atrevido… Bueno pues les doy un consejo: no lo hagan con golpes, ya sean cachetadas, nalgadas, o pellizquitos en el pezón, ¡A ellos no les gusta! al contrario, lo único que van a hacer es quitarles las ganas. Es cierto que después de ver la película de ¨50 sombras de Grey¨ de repente a todas les dió por intentar un poquito de sadomasoquismo, pero mejor es dejarlo para otra ocasión… es más mejor déjenlo por la paz. 


3.- Que a ellas no les guste experimentar

Esta es la otra cara de la moneda, tiene que ver con el punto #1. Cuando las chicas no quieren hacer algo nuevo, que les da pena, o usan excusas como ¨hoy no, me duele la cabeza¨ u otras cosas como ¨No, ni que fuera zorra para andar haciendo eso¨, ese tipo de conducta tan cerrada, le baja el ánimo a cualquiera; ¡Digo!, esto tampoco quiere decir que van a decir que sí a cualquier cosa que le llegue a la mente a su pareja, pero dense la oportunidad de intentar algo nuevo ¡Se van a divertir más!.

4.- Las mordidas

Mujeres, yo sé que es un impulso animal bastante difícil de controlar, el intentar darle una mordidita en la oreja a su chico, morderle el cuello o tratar de probar su barbilla, ¡Uff! ¡Ésto como las prende!, el problema es que a ellos no, de hecho lo odian, de verdad, les recomendamos que no lo hagan, ya que puedes acabar con el encuentro sexual en segundos. ¿Tampoco nos queremos quedar con ganas nosotras o sí?


5.- Que los dejen con ganas

El mata pasiones por excelencia. Chicas, si no quieren llegar al final del encuentro sexual lo mejor es que paren el cachondeo y las insinuaciones antes de que el chico se prenda más, ¡A nadie le gusta que lo dejen con las ganas! (ni a nosotras), con ésto solamente lograrán hacer que ese hombre huya para siempre.

6.- El contacto anal

Muy bien, pongamos este ejemplo: Estás con tu chico en la cama, le haces sexo oral y lentamente comienzas a frotar su pene, con la otra mano tocas lentamente sus testículos, pero el deseo va más allá y de repente un segundo basta para que accidentalmente deslices tu mano por su trasero ¡Upss! Error… Sí, aunque sea sólo por un instante, olvídate de que querrá seguir cogiendo esa noche. Mejor eviten esa área chicas, y el momento incómodo que se puede suscitar si les pasa algo como eso.

7.- Apretón de testículos

El dolor y el placer se llevan muy bien… o al menos eso dicen algunas personas, pero hay veces que se nos pasa la mano, por la misma emoción del momento y no controlamos mucho nuestra fuerza. Digamos que estás en la cama con tu chico y le estás dando placer con tu mano, con la otra comienzas a sobar suavemente sus bolas, el tacto en esa zona es muy agradable y es ahí cuando decides darle un apretoncito fuerte para continuar estimulando, ¨¡Ouch! ¿Por qué lo hiciste?¨ si tu novio exclama ésto entonces lo mejor que puedes hacer es disculparte y empezar de nuevo, a menos que quieras dar la noche por terminada.

¿Alguna vez les ha pasado algo así? Recuerden que no a todos los hombres les gusta lo mismo, pero sí les recomendamos que cuando quieran hacer algo atrevido deben tomarlo con calma para ver hasta dónde pueden llegar, así ambos podrán disfrutar cada encuentro al máximo.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad