7 pasos para darle el mejor sexo oral de su vida. Nunca más te dejará en visto


¡Amigos! Hoy les tenemos una lección que no podrán olvidar jamás. Les traemos un consejo que ha cambiado la vida de cientos de miles de hombres en el mundo ¿Estás listo? Con esta técnica te convertirás en un amante excelente, pues aquel hombre que sabe mover la boca y la lengua, es considerado por las mujeres: la “pareja perfecta”. 

Es momento de empezar a trabajar. Pon atención y toma nota, pues lo que estás a punto de aprender, llevará a tu mujer a la gloria.

La técnica es la siguiente:

1.- Empieza con las manos. Una vez que tu mujer esté preparada y en posición para el sexo oral, empieza a tocar con tus manos todas esas partes de su cuerpo que alteran sus sentidos. Específicamente, la parte donde termina la pierna, justo antes de llegar a la rodilla, pues está llena de puntos muy sensibles.

2.- Con las manos, recorrerás sus piernas hasta llegar a su pelvis, pero antes, toca por un buen momento sus caderas, ejerciendo un poco de presión con los pulgares.


También puedes masajear sus nalgas, pues estás caricias provocan que se concentre una mayor cantidad de sangre en los genitales de la mujer, facilitando una estimulación más placentera. 

3.- Después de ese pequeño y efectivo masaje, es momento de “bajarse al agua” y empezar a usar la lengua y los labios. 

Antes de atacar el clítoris con fuertes lengüetazos, es preciso empezar besando y humedeciendo esa zona, lamiendo los labios superiores y toda la parte exterior, antes de enfocarte en las partes sensibles. 

4.- No se trata de llenar a tu chica de saliva como si fueras un San Bernardo. Es mejor que solo uses la punta de la lengua, aplicando un poco de presión y algunas succiones leves. De esa forma, lograrás tu cometido ¡Garantizado! 

5.- Después de que tengas bien húmeda esa zona, aumenta un poco la intensidad de las caricias y las succiones. La idea es preparar a tu chica para la estimulación del clítoris. 

6.- Recorre de arriba a abajo toda el área y pon mucha atención a los gestos de tu pareja, pues estos te dirás cuáles son sus puntos más sensibles y es ahí dónde debes invertir más empeño y dedicación. 

7.- De arriba a abajo y de forma lateral, el clítoris debe ser estimulado con mucha devoción, pues es una de las zonas más sensibles y sensitivas de las mujeres. Si aprendes a tratar al clítoris con amor, te convertirás en un amante de oro, un verdadero campeón…

Recuerda, saber de sexo es lo mismo que saber de anatomía, así que para convertirte en un profesional, procura conocer y estudiar a detalle el cuerpo de la mujer. El conocimiento te facilitará las cosas. 

FUENTE: Esly Reyes
Recomendados
Recomendados