Badabun te recomienda

7 formas diferentes de perder la virginidad. SI ya hiciste esto YA NO eres virgen


Existen muchos mitos sobre ese momento en el que te conviertes de ¨niña a mujer¨, claro, nos referimos al momento en el que pierdes la virginidad; ¡tranquila amiga!, si no has pasado por eso aún no hay por qué presionarse, es un asunto algo delicado y la verdad es mejor prepararse mentalmente para el gran encuentro, ¡recuerda! tu eres la única que decide qué hacer con tu cuerpo. 


Bueno, las que ya pasamos por eso sabemos que lo más difícil es asimilar lo que realmente va a pasar; sabes que el sábado que le dijiste a tu mamá que te quedarías en casa de tu mejor amiga, en realidad ibas a ir a un motel con tu galán; tal vez ni siquiera hubo penetración, entonces mil dudas rondan por la cabeza y luego la gran pregunta ¿Aún soy virgen? Pues déjame decirte que la respuesta es....

Vamos a aclarar unos puntos:¨virgen¨ es aquella persona que no ha tenido relaciones sexuales, pero, el sólo hecho de dar placer ya es suficiente para dejar de serlo, aunque tu chico no te la metió, sí hubo contacto, tal vez usaron la lengua, los dedos o hasta algún juguete especial… La verdad chicas es que el famoso ¨mete-saca¨ no es el único movimiento que te hará perder la virginidad, como se cree normalmente… 

Así que pongan atención chicas, les dejaremos algunos puntos que usamos cuando creemos que no hemos pasado por el cambio ¨de niña a mujer¨, pero puede que hayas perdido la virginidad tiempo atrás amiga ¡Upss! 

1.- ¨El sexo oral no cuenta¨

De hecho si cuenta amiga, ¿Por qué? bueno para empezar es un contacto súper íntimo, el invadiendo tu área genital con su lengua, o si besa tus labios vaginales, estimulando el clítoris, es decir la sensación es deliciosa e incomparable ¿O no? no me digas que piensas igual, una vez alcanzado ese punto, tu visión del placer no volvió a ser la misma, de eso estoy segura.

2.- ¨No me salió sangre¨

Recuerda que cada cuerpo es diferente, y hay algunas chicas que en su primera vez, aunque haya sido penetrada por el insaciable miembro de algún caballero, no sangraron, y piensan que ¨no cuenta¨ tampoco, pues déjenme comentar chicas que eso no tiene nada que ver. La penetración fue suficiente para considerarte toda una mujer. 

3.- ¨No me dolió¨

Muchas chicas comentan que su primera vez no fue una experiencia del todo agradable, pues les dolió cuando su chico entró a su santuario sagrado, es muy normal, porque al penetrar se rompe una capita delgada de piel, el himen, por eso también hay sangrado en algunas ocasiones, pero si no te dolió, ¡Felicidades! no tuviste que pasar por una experiencia traumática al perder la virginidad.

4.- ¨Sólo fue anal¨

Bueno, antes de anal está la palabra sexo ¿No? Amigas, practicar toda actividad sexual que te de placer y que estimule tus partes íntimas cuenta como ¨perder la virginidad¨ no se preocupen, no es malo hacer ésto, solamente hay que cuidarse, tomen precauciones para no contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual, o en la zona anal por ejemplo hay que tener especial higiene antes de hacerlo, siempre usa condón y verás que disfrutarán sin preocupaciones.

5.- ¿Sí me tocó cuenta?

La masturbación es con lo que empiezas a conocer tu cuerpo, y con eso mismo empieza tu novio; la estimulación con los dedos es algo muy común entre las parejas, y la verdad es que se puede ¨penetrar¨ también usando sólo esta parte del cuerpo, hasta puede haber orgasmo si lo hacen muy bien, cómo con el sexo oral y anal. ¿Tu chico ha hecho ésto? entonces tal vez ya no eres ¨tan¨ virgen amiga…

6.- ¨No sentí rico¨

Este caso es un poco triste, pero suele pasar que tu primera vez no sientas todo ese placer del que tanto te habían hablado las otras chicas, ¡ya ni hablar de venirse! tal vez él sí, pero ¿y tú? lamentablemente amiga, si te dió duro y con todo, entonces ya no eres virgen. Es un crimen que te decepcionen de esa manera, pero es algo que pasa ¡y mucho! 

7.- ¨Creo que tuve un orgasmo¨

No importa cómo haya ocurrido, si fué porque él tiene una lengua mágica e hizo muy bien su trabajo, o si sus dedos te llevaron al cielo, aunque no hubiera penetración y llegaste al momento cumbre del encuentro, entonces has perdido la virginidad, ya que has probado la dulce miel del orgasmo, verás como la tensión se esfuma y estás más relajada. ¡Ojalá a todas nos pasara así! 
Recomendados
Recomendados
Publicidad