El hombre con el pene más grande del mundo odia su vida. Mató a su novia cuando…

noticia maldición horror pene gigante


Cuando la comunidad científica se enteró de éste caso, no lo podían creer, jamás habían visto algo similar, y con mucha razón, pues el joven keniata Sorence Owiti Opiyo sufría de un mal que no era nada común. 


El mal que aquejaba al joven Sorence, era nada más y nada menos que un pene gigantesco, su miembro viril mide sorprendentemente 10 veces más que el de un hombre promedio; la mayoría de la gente pensaría que el futuro que le espera a este joven en el mundo del cine para adultos es más que prometedor, pero la realidad de su vida es totalmente distinta.



Para el keniata de tan solo 20 años de edad, es muy difícil encontrar un trabajo estable, y realizar actividades que la gente normal hace con tanta facilidad, pues tan solo caminar por la calle representa un reto para este pobre hombre; cualquiera pensaría que es un orgullo tener semejante bestia entre las piernas y que las mujeres lo siguen como moscas. ¿Quieres saber la verdad? 


Lamentablemente Sorence tiene prohibido cualquier actividad sexual por indicación médica. A los 16 años cuando aún se estaba desarrollando, el joven sostuvo relaciones con su novia, sin embargo, los desgarres que le provocó el miembro del chico hicieron que la joven falleciera. 

Pero luego de esta desgracia, el problema del crecimiento desmedido de su pene comenzó desde que tenía apenas 10 años de edad, el primer síntoma que aqueja al keniata fue una hinchazón extraña entre las piernas, seguido de dolores en su aparato reproductor, por lo que su abuela lo llevó con el médico.

Fue desde entonces que todo lo malo comenzó a ocurrir en la vida del joven, ya que desde ese momento su pene solamente fue aumentando su tamaño de forma exagerada, a tal grado que le tuvo que abandonar la escuela, pues era víctima de las burlas de sus compañeros.


Actualmente algunos familiares de Sorence Owiti están recaudando dinero para someterlo a una cirugía que deje su pene de un tamaño normal, y así dejar de vivir la pesadilla a la que se enfrenta cada día, y poder ser parte de la sociedad, ya que la maldición que lleva entre sus piernas lo aleja cada vez más de otras personas.

Recomendados
Recomendados