Badabun te recomienda

Esta es la forma correcta de hacer sexo oral. Aprende y nunca te será infiel




No cabe duda que una de las experiencias que más se disfrutan entre pareja es el sexo oral, sin embargo y pese a que efectivamente sí es una practica cotidiana, realmente son pocas las mujeres que logran complacer plenamente a su pareja.


Tal y como lo oyes, no porque un hombre tenga un orgasmo necesariamente significa que quedo complacido al 100 por cierto y esto se debe a la forma en la que lo haces.

Erróneamente la gran mayoría de mujeres tienden a pensar que “la garganta profunda” las convierte en unas verdaderas diosas del sexo oral y que no hay rival que las supere,  sin embargo, aunque no les quitamos créditos, para dejar a tu hombre con los ojos en  blanco y las piernas temblando se necesita mucho más que una enorme boca succionado y una garganta a la que le quepa todo, el verdadero secreto está en el juego previo y las zonas en las que te enfocas. 


Empezaremos por darte una lección de vida, el sexo oral tiene que ver con todo menos con el pene. Sí, leíste bien, a pesar de que sabemos que esta es una de las zonas más sensibles del hombre, para estimular el miembro de forma correcta se necesita más que llevártelo directo a la boca. 

Si realmente te quieres convertir en una maestra de este arte y dejar a tu chico con ganas de más y más, presta mucha atención. Lo primero que tienes que hacer es dividir el cuerpo de tu chico en cuatro áreas; la primera de ellas será su pecho y es justo por aquí donde tienes que iniciar.

Comienza besando su pecho de forma suave, pon especial atención en las tetillas y poco a poco ve bajando a la que denominaremos la zona #2. Esta área esta compuesta por todo su abdomen; ojo es importante que no solo te enfoques en la parte frontal, sino que con suaves caricias y besos, comiences a rodear los costados, hasta encontrarte sutilmente con la zona pélvica (#3), misma que por cierto es la más importante de todas.


Debes saber que cuando llegues a esta parte tu chico estará sumamente excitado, sin embargo, aún es posible incrementar más dicha sensación. Para este momento vamos a olvidarnos un poco de la sutileza y deberás a comenzar a besarlo de forma apasionada y utilizando tu lengua. Rodea toda su zona pélvica y con forme vayas descendiendo, baja hasta sus piernas, procurando besar y lamer hasta el último centímetro; una vez que hayas hecho esto y ya escuches sus gemidos y notes su excitación al máximo, sigue con sus testículos por un momento y ahora sí, es momento de llegar al área #4, es decir su pene. Notarás como cuando llegues a este punto no necesitarás mayor esfuerzo para que tu chico explote de placer ¿Lo ves? no es tan difícil como pensabas, pero tampoco tan simple como lo habías hecho. 

El placer de un hombre al igual que con las mujeres es algo que se trabaja, así que no te comas directamente el postre, primero debes disfrutarlo y créeme, si lo haces correctamente, ese hombre no podrá cambiarte por nadie !DE NADA! 

Recomendados
Recomendados
Publicidad