Los policías no podían creer lo que este maldito le hizo a su esposa y a su hija de 3 años


Las imágenes que verás hoy son una prueba contundente del dolor y el sufrimiento que una joven madre de familia enfrentó de manos de su esposo, lo único que ella hizo fue negarse a tener sexo con él esa noche. 

Con solo 32 años, Stephanie Wood, fue brutalmente golpeada y violada por su esposo, Wayne Hoban. 



El brutal ataque del que fue víctima arruinó por completo su vida. Los fuertes golpes que recibió la dejaron con la mandíbula fracturada, sin varios dientes y ciega del ojo derecho. 

A pesar de todo el daño que ya había causado, Wayne no pudo controlarse, y terminó violando a su mujer de la forma más horrible que alguien pudiera imaginar. La penetró salvajemente con el palo de una escoba, y solo se detuvo cuando se dio cuenta que el palo estaba roto en varios pedazos. 


Parece increíble, pero el hombre que decía amar a Stephanie la dejó sin la posibilidad de volver a tener hijos en un futuro. Pero la cosa no termina ahí, este maldito siguió descargando su furia contra su pequeña hija de 3 años, a quien mató de una brutal golpiza.

En su declaración Stephanie confesó que Wayne tenía serios problemas de alcoholismo y de autocontrol. 

“Sus enojos siempre lo empujaban a hacer cosas de las que después se arrepentía”. 

Por fortuna actualmente Wayne enfrenta un proceso judicial que podría condenarlo a una pena de hasta 60 años de cárcel. Por ahora,  Stephanie recibe terapia psicológica para superar la muerte de su hija y los traumas y heridas que su marido le provoco.  












Recomendados
Recomendados