Badabun te recomienda

4 estudiantes de prepa violaron a su hija y no fueron a prisión. Mira cómo se vengó el papá


Lamentablemente, los casos de violación y abuso sexual en Latinoamérica, han ido en ascenso en los últimos años. Cada vez son más niñas y mujeres abusadas y cada vez son más los delitos que se quedan sin castigar. 

Gracias a las corruptas autoridades que hay en casi todos los gobiernos latinos, los violadores pueden comprar su libertad, sin importar la gravedad de sus delitos. 

Así fue el caso de una joven argentina de 15 años llamada Petra, hija del intendente de la preparatoria donde estudiaba. 

Un grupo de 4 de sus compañeros, drogaron y abusaron sexualmente de ella y por si fuera poco, grabaron todo en video, mostrándolo entre las redes sociales de los alumnos de esa preparatoria. 


Petra no sabía lo que había pasado, no recordaba nada debido a los efectos de la droga. Por a los pocos días, gracias al video que circulaba entre sus compañeros, ella se enteró de la terrible violación que había sufrido. 

Los 4 estudiantes violadores fueron expulsados inmediatamente del plantel educativo, pero al presentar la denuncia, las autoridades no la aceptaron como válida, pues ya habían pasado 3 días de la fecha de la violación. 

A pesar de que el asunto despertó la indignación de la sociedad, los contactos políticos del padre de uno de los menores agresores, evitaron que los jóvenes violadores fueran a prisión. 

El padre de la víctima, lloraba en el juzgado, pues no podía creer que el terrible delito que sufrió su hija, fuera perdonado con tanta facilidad. 


Juró que se vengaría de la peor manera. 

Después de algunos meses, la vida de Petra había cambiado por completo. Debido a las burlas y la presión social, tuvo que dejar esa preparatoria y hasta cambio de domicilio. 


Habían pasado 4 meses exactamente, cuando uno a uno, los padres de los agresores fueron reportando la desaparición de sus hijos. 

Los 4 menores de 20 años, violadores de Petra, estaban desaparecidos y sus familiares ya temían lo peor: represalias por el terrible delito del cual escaparon. 

No cabe duda que cuando la ley no actúa, el hombre hace justicia por su propia mano. 

A los pocos días de la desaparición, las autoridades encontraron una bolsa de plástico con 8 manos humanas que fueron amputadas.


Inmediatamente reconocieron que se trataba de los cuerpos de los 4 jóvenes delincuentes. 

Al detener al padre de la menor, quien para ese entonces ya vivía en otra ciudad, negó saber todo respecto a esa desaparición y contaba con la coartada perfecta, pues según sus compañeros, durante los días del incidente, él estuvo trabajando un horario completo como de costumbre. 

Hasta la fecha, no se han encontrado pruebas suficientes para inculpar al padre de Petra, pero el mismo pueblo argentino lo empieza a considerar un héroe nacional, por haber vengado la terrible violación que sufrió su inocente hija de 15 años. 

Te mantendremos informado de cómo desarrolla el caso. 

Recomendados
Recomendados
Publicidad