Badabun te recomienda

A sus 24 años perdió un seno por que su novio le hizo esto a su pezón. Nunca dejes que te lo hagan


Uno de los más grandes sueños de algunas mujeres es aumentarse el tamaño de sus senos, tal es el caso de Nikki Belza, una joven residente de Las Vegas que a los 21 años de edad se sometió a esta cirugía, pero después de 3 años un piercing en su pezón provocó que le amputaran uno de sus pechos.

La mujer, quien trabajaba en un club nocturno, perdió el conocimiento y se desmayó cuando su fiebre alcanzó los 40 grados debido a una infección contagiada por su esposo, estreptococo A. 



De la manera más absurda, debido a una infección en la garganta de su esposo, la mujer fue contagiada por este virus que atacó su cuerpo de manera letal provocando una terrible infección en su seno debido a su reciente piercing. De acuerdo con los doctores, su esposo le transmitió la infección a su esposa debido a constantes mordidas que el hombre acostumbra a darle en el pezón como parte del jugueteo previo.  En cuestión de días, el pecho de la mujer sufría una terrible infección que a pesar de la oportuna intervención de los doctores, hizo imposible que este se le salvara. Además de que tuvieron que quitarle el pecho infectado,  el tamaño del otro le fue reducido por seguridad.


Completamente devastada por perder una de las partes que más la hacen sentir mujer, la mujer se encuentra en terapia para superar este enorme trauma que la ha tenido al borde del suicidio en más de una ocasión, esto debido a que la infección se propaga por todo su cuerpo y posiblemente tenga que amputar poco a poco varias partes de su cuerpo.

Recomendados
Recomendados
Publicidad