Badabun te recomienda

Trató de evitar que su tío violara a su hermanita y el maldito le hizo esto… Ayúdanos a compartir


Culiacán, Sinaloa fue testigo de una historia que dejó con el cuello y el rostro desfigurado a un pequeño niño de 11 años de edad, y por si fuera poco, perdió una mano después de haber defendido a su pequeña hermana de 7 años de un intento de abuso sexual por parte de su tío.

El menor fue identificado por las autoridades como Leonel Gabriél, quien sufrió quemaduras de tercer grado en prácticamente todo su cuerpo, especialmente en rostro, cuello y una mano totalmente destruída por el fuego que se provocó cuando el pequeño intentó detener a su tío que estaba a punto de abusar sexualmente de su hermana menor, cuando éste arrojó una botella de tequila en el cuerpo del niño y le lanzó una veladora encendida. Todo esto mientras eran ¨cuidados¨ por José Germán Chaires de 36 años de edad.

Una vecina que se dio cuenta de lo que sucedía en la casa cuando escuchó los gritos del pequeño Leonel, cuando corrió de prisa y dijo ver al niño dando vueltas en el suelo hasta que ella le arrojó una cubeta con agua, mencionando que José Germán se encontraba en completo estado de ebriedad, por lo que llamó de inmediato a los padres de los menores y a una ambulancia para trasladar al pequeño a un hospital llamado Las Cañadas y fue trasladado al Hospital número 1.


Sin embargo las heridas fueron tan graves que lo tuvieron que trasladar de emergencia a un hospital en la ciudad de Obregón, Sonora y el diagnóstico fue desfavorable para la familia, pues podría pasar el resto de su vida con el rostro desfigurado y una mano completamente inservible.

Hasta el momento las autoridades no han podido dar con el paradero del abusador, debido a que se dio a la fuga antes de que ambulancia y policía llegara al domicilio donde cometió los delitos. La familia ya presentó cargos en su contra por intento de homicidio y abuso sexual en contra de dos menores de edad.

Recomendados
Recomendados
Publicidad