6 beneficios de un rapidín. Tendrás el trasero que siempre quisiste


El “rapidín” o como lo conocen los estadounidenses, echarte un “Quickie”,  es una práctica muy común e interesante. ¿Sabes por qué los hombres lo aman tanto? Por una sencilla razón: les gusta venirse rápido.  Además, la explosividad del momento los pone muy cachondos.

A lo mejor no eres muy partidaria de hacerlo así, pero te estas perdiendo de miles de beneficios. Probablemente “cinco minutos de rapidin” no te satisfacen del todo siempre, pero créeme que un buen atracón de pasión salvajemente desbordada repercute -entre otras cosas- en tu trasero... serás la envidia de todas. Aquí sus beneficios más destacados:


1.- Adiós al estrés




Como cualquier lugar es opción, lo puedes hacer a todas horas del día y el secreto es que les falte tiempo. ¡Escuchaste bien!, estar a las prisas, genera que la excitación suba de manera descomunal y en tres minutos puedes alcanzar la gloria.  A su vez, liberarás endorfinas y te sentirás como nueva, muy relajada.

2.- Te sientes llena de energía


Es como cuando traes ganas de unos buenos tacos de carne asada pero otro día se antoja una ensalada con té verde.  Con un rapidín y el sexo convencional pasa lo mismo, sin embargo, en cualquiera de las dos liberas dopamina, la también llamada “hormona de la felicidad”... Tu sabes, debes de experimentar cosas nuevas y eso te llenará de vida.

3.- Aumentarás tu libido sexual


Querrás untarle aguacate a la torta a todas horas del día, y traerás vuelto loco a tu novio, además, es el método por excelencia para no caer en la monotonía.  Los lugares prohibidos te pondrán los pelos de punta y no dudarás en profanarlos.  ¡Agárrate! Vas a querer hacerlo más seguido. 

4.- Segregas adrenalina


Es la hormona que hacen que se te dilaten las pupilas y hagas cosas que superan la ficción.  Un rapidín, al estar dotado de emoción y peligro, es el acto por excelencia para generar adrenalina y ¿cuál es el beneficio? Tu cuerpo se sentirá rejuvenecido por completo y muy ligero.

5. Te quita la ansiedad


Imagínate que tú y tu chico tienen una noche loca, duermen juntos y otro día muy temprano él tiene cosas que hacer. Estás muy agusto acurrucada en sus brazos y es prácticamente imposible despegarse.  La mejor forma de liberar la tensión y ansiedad es hacer el amor lo más rápido posible y entonces sí, el mal sabor de boca que les quedó por tener que interrumpir su momento, desaparece.

6. Tu trasero el mayor beneficiado.


¿Por qué crees que los albañiles tienen unos brazotes a pesar de no ir al gimnasio?  Porque todo el santo día le están “macheteando” al trabajo. Ahora, si de por sí, el sexo convencional (hablemos de duración) te aporta miles de beneficios y no es del diario, en este caso, si te das unos minutos para “trabajar” lo más que puedas, el cambio es brutal porque estás ejercitando tus piernas, glúteos y los estás moldeando. 


Un rapidín es el equivalente a las rutinas de ejercicios cortas pero intensas, que te traen beneficios por cualquier lado que la veas tanto a nivel emocional como corporal. Además, sales de la monotonía, te sientes en paz contigo misma y mantienes contenta a tu pareja ¿Qué es lo que no te convence? ¡Anímate!

Recomendados
Recomendados