6 juegos eróticos que debes hacer con tu pareja para que el sexo sea más rico


El juego erótico, la seducción y la diversión en las relaciones sexuales es algo que nos permite ampliar las posibilidades en la cama con el único objetivo de disfrutar y detonar el placer con nuestra pareja

Involucrar los juegos sexuales puede traer muchos beneficios a la relación, por ejemplo, permiten descubrir nuevas zonas en su cuerpo que no sabían el placer que podían producirles, estimulan la imaginación, el deseo y la fantasía, desvían la atención de las áreas genitales, aumentan la afectividad, la intimidad y la comunicación de la pareja.


Algunos de los juegos eróticos más placenteros son: 

1. Verdad o reto



Indiscutiblemente un juego que permite romper la barrera y reducir la tensión. Seguramente sabes de qué se trata, pues la mayoría de los adolescentes lo han jugado. La idea aquí es hacer los retos y las preguntas entorno a lo sexual. Por ejemplo una verdad pudiera ser: ¿Algo que me has querido hacer y no te has atrevido? Y un reto: Haz un baile sensual durante 45 segundos. La temperatura se elevara al máximo.



2. Vendarse los ojos



En este juego hay un elemento que lo llena de emoción y es la incertidumbre. Decidan cuál de los dos se venda los ojos y cuál tomará acción. La persona que toma acción tendrá que besar o acariciar diferentes partes del cuerpo de su pareja e incluso acomodarla de la forma que desee. El hecho de no saber donde habrá besos y caricias será lo que aumente el placer, no tener control sobre lo que está pasando hará que todos tus sentidos estén atentos al disfrute. 

3. Solo usar las manos



Aquí la única regla será no usar las manos ¡para nada! Prueben distintas formas de usar su cuerpo; tal vez puedan comenzar tocándose con las mejillas, recorriendo todo el cuerpo con la nariz o incluso, incluir los pechos y su zona genital. La idea es ser creativos y dejarse llevar hasta donde la excitación llegue.

4. Juego de roles



Una de las fantasías más comunes de las personas es disfrazarse y tomar el papel del personaje. Puedes interpretar a un policía, bombero, colegiala o cualquier otro personaje que las dos partes disfruten. Solo debes pensar en tu papel y usar todas las formas posibles de usar tus herramientas de forma sexual.

5. Mensajes eróticos



Aunque no lo creas, enviar mensajes de texto o dejar notitas en el carro, la casa, bolsa o mochila pueden ser formas estimulantes de ir encendiendo la pasión y abrir campo a la imaginación. La idea es escribir cosas que te gustaría que te hiciera o que te gustaría hacerle a tu pareja; partes del cuerpo que te encantan de él o ella y como sugerencia, podrías ir de menos a más, para ir despertando las fantasías poco a poco.

6. Cómanse



Cualquier actividad que hagamos en el día a día puede ser erótica y ¿por qué no? incluir la comida en esta diversión. Puedes proponerle a tu pareja tener una cena romántica, pedir comida o hacerla entre los dos con la condición de que en el postre cambie la dinámica. Prepara fresas, chocolate, betún, miel, cerezas y colócalas en diferentes parte de tu cuerpo o el de tu pareja. Que lo disfruten.

Este tipo de experiencias no solo nos llevan a ampliar el placer durante la relación, también pueden ser un antídoto contra la rutina sexual, crean un vinculo mucho más fuerte con nuestra pareja, así como una verdadera conexión.

Recomendados
Recomendados