6 mitos sobre la pornografía que todos deben dejar de creer


En los últimos años la industria de la pornografía ha crecido de una forma impresionante llenándonos de ficción, pues mientras para unos es solo un medio de entretenimiento, para otros, es toda una clase de educación sexual, que para tu información es errónea.

Estos son los mitos más comunes de la pornografía. Es momento de que te enteres de la verdad:


1. Si tu pareja ve pornografía es porque no está sexualmente satisfecha



No necesariamente; la pornografía es un estímulo sexual que puede provocar alguna respuesta en el cuerpo y echar a volar la imaginación, es decir,  solo es un complemento.

2. La pornografía es solo para hombres


Aunque la mayoría de las personas que ve porno son hombres, no quiere decir que las mujeres no lo hagan, ellas ¡también lo disfrutan! Simplemente que cada quien se erotiza de manera diferente y las chicas tienen sus propios métodos.

3. El tamaño ideal del pene es el que se muestra en la pornografía


Pese a que el cuerpo de la mayoría de estos actores es muy similar, la verdad es que el tamaño de su pene está muy alejado de la realidad. Y aunque no vamos a negar que hay personas que si están dentro de este modelo, no significa que el miembro de todos los hombres debe ser así  para poder provocar placer.

4. La duración de las relaciones sexuales


Muchas personas piensan que todo lo que ven en la pornografía es una forma natural de tener sexo, pero lo cierto es que eso de que tanto hombres como mujeres puedan durar horas y horas teniendo relaciones sin limitantes es solo actuación. Las erecciones prolongadas son parte del papel que representan y se filman delante de la cámara, con cortes, luces y sonido.

5. Tener un orgasmo es fácil


Esos maravillosos orgasmos que ves en la televisión son por demás exagerados. Aunque no hay duda que algunas mujeres u hombres en la vida real pueden llegar a experimentarlos,  realmente no están para nada cerca del promedio, así que si tú o tu pareja no reacciona de esa manera, no te preocupes. Cada quien tiene su forma única de sentir placer y alcanzar el punto máximo.

6. La pornografía no se vuelve adicción


La pornografía, como cualquier otro producto, material o actividad SÍ PUEDE volverse adictiva, así que recuerda, todo con medida, nada con exceso.

Todo lo mencionado anteriormente son algunas de las creencias, sin embargo la pornografía también puede tener múltiples beneficios en la vida sexual de las personas. No solo ayuda a imaginar, sino que también da opciones para conocerte, conocer a tu pareja, mejorar la comunicación sexual  y el vínculo afectivo.

Recomendados
Recomendados