7 cosas que toda mujer debe saber sobre el cuidado de su vagina y nadie les dice


Nuestros genitales son una de las partes del cuerpo que mayor atención requieren. No importa si eres hombre o mujer, si eres una persona sexualmente activa las posibilidades  de adquirir alguna infección se elevan, así que la higiene íntima a parte de ser indispensable en tu vida diaria, pudiera significar una forma de prevención y cuidado extra. Por ser una zona de especial cuidado para ambos sexos, debes tener en cuenta los siguientes puntos. Así que presta mucha atención:

1. El lavado


De preferencia con agua y jabón neutro. En el caso de las mujeres lava la vulva entre los labios mayores y menores, así como el ano y toda el área externa. En el caso de los hombres limpia la zona con abundante agua, especialmente en el caso de los chicos que no estén circuncidados. Echa totalmente para atrás la zona del prepucio, para evitar que se generen y acumulen secreciones, pero ojo, no solo esta zona debe ser atendida, el resto del pene y los testículos también deben de ser lavados.


2. ¿Cómo debo limpiarme?




Después de orinar o defecar es necesario limpiar esta zona de delante hacia atrás, para evitar contaminar con las bacterias y producir una infección. 

3. Después del sexo


No importa si eres hombre o mujer, después de tener relaciones sexuales es sumamente importante que laves bien la zona genital con abundante agua.

4. Di NO a las duchas vaginales


Aunque diversos medios de comunicación se han encargado de hacernos creer que debemos realizarnos constantes duchas vaginales e incluso, se nos habla de jabones íntimos especiales para realizarlas, la verdad es que NO es recomendable hacerlas, ya que estas eliminan sustancias naturales y microorganismos que protegen la vagina.

5. No uses prendas ajustadas


Las prendas muy ajustadas pueden causar rozaduras y limitar la transpiración de la zona genital, por ello es recomendable usar ropa interior de algodón para que no se acumule la humedad.

6. ¿Jabones íntimos?


En el caso de las mujeres, no se deben utilizar jabones fuertes ni ningún producto químico que pueda alterar el pH vaginal. Tampoco es oportuno aplicar desodorantes íntimos porque pueden provocar irritación, inflamación y hasta alergias.

7. No uses esponja


De preferencia, no utilices esponjas ni nada similar para limpiar la zona genital porque puede resultar un nido de gérmenes. Nada mejor que utilizar sólo tus dedos.

Sin duda hombres y mujeres debemos estar atentos a nuestro cuerpo, para así notar algunos cambios que se pudieran generar, ya sea en el olor, color, irritación, picazón o fluidos. Aunque eso sí, una higiene excesiva también podría generar alteraciones. Si sigues estos consejos, tu higiene íntima estará más completa y agradecida. Recuerda que si tú no cuidas tu cuerpo,  nadie más lo va a hacer.
Recomendados
Recomendados