7 formas diferentes de perder la virginidad. Si ya hiciste esto NO eres virgen


Existen muchos mitos sobre la virginidad, ese momento donde inicias una vida sexual y tu mundo cambia por completo. Los efectos de tus hormonas, lo que dicen tus amigos, lo que dice tu familia y claro, lo que tú sientes una vez que logras acomodar tus ideas.



Antes que nada, es importante que sepas que por nada del mundo debes presionarte para vivir este momento. Si aún no te sientes lista tárdate el tiempo que quieras, sólo tú sabrás cuándo es el momento y quién es la pareja correcta. Recuerda: pórtate mal, pero cuídate bien. 



Curiosamente, cuando se habla de la ¨virginidad¨, existe mucha mala información al respecto, pero ¡descuida! A continuación acabaremos con tus dudas…

Primero que nada, debemos aclarar lo siguiente: ¨virgen¨ es aquella persona que no ha tenido relaciones sexuales; sin embargo, el sólo hecho de dar o recibir placer ya es suficiente para dejar de ser virgen, aunque no haya habido penetración. Si hubo contacto con la lengua, los dedos o hasta algún juguete especial… puedes dejar de considerarte una ¨virgen¨.

Pon mucha atención, te dejaremos algunos puntos que muestran las conductas sexuales que te pueden hacer perder la virginidad sin necesidad de que haya penetración. Estos son los mitos más comunes que confunden a las mujeres ¡La información es poder!  

1.- Si no hay sangrado…


Recuerda que cada cuerpo es diferente y hay algunas chicas que en su primera vez, aunque hayan sido penetradas, no sangraron como se supone que deberían. 

Muchas mujeres piensan que para perder la virginidad, es necesario el sangrado. Eso es un error. Como te dijimos al inicio, cada cuerpo es diferente y puede pasar que a pesar del sexo, no haya sangre durante la primera vez. Si lo hiciste pero no sangraste, ya no eres virgen.

2.- Cuando usan los dedos


La masturbación es con lo que empiezas a conocer tu cuerpo, y con eso mismo empieza tu novio; la estimulación con los dedos es algo muy común entre las parejas, y la verdad es que se puede ¨penetrar¨ también usando sólo esa parte del cuerpo, hasta puede haber orgasmo si lo hacen muy bien ¿Tu chico te lo ha hecho? Entonces tal vez ya no eres ¨tan¨ virgen como pensabas…

3.- ¿El sexo oral no quita la virginidad?


Uno de los ¨auto engaños¨ más comunes. Muchas mujeres piensan que el sexo oral no cuenta como sexo, pero eso es un error, pues es un contacto súper íntimo que puede terminar en el orgasmo. 

Recuerda, ¨perder la virginidad¨ no es la ruptura del ¨himen¨ (esa delgada capa de piel dentro de la vagina), si no la estimulación sexual de cualquier forma… 

4.- ¿ El anal no acaba con la virginidad?


Bueno, antes de anal está la palabra sexo ¿no? Amiga, practicar toda actividad sexual que te dé placer y que estimule tus partes íntimas cuenta como ¨perder la virginidad¨. No te preocupes, no es malo hacer esto, solamente hay que cuidarse. Toma precauciones para no contagiarte de alguna enfermedad de transmisión sexual, y en la zona anal por ejemplo, hay que tener mucha higiene antes de hacerlo, siempre usa condón y verás que disfrutarás sin preocupaciones.

5.- Si no fue placentero…


Este caso es un poco triste, pero suele pasar que en tu primera vez no sientas todo ese placer del que tanto te habían hablado las otras personas. Es un crimen que te decepcionen de esa manera, pero debes estar advertida, pues según estudios, la gran mayoría de las chicas no disfrutan del sexo la primera vez que lo realizan y eso no quiere decir que siguen siendo vírgenes. 

6.- Si no hubo dolor…


Muchas mujeres comentan que al romper el ¨himen¨, esa capa de piel delgada ubicada dentro de la vagina, se siente un dolor muy intenso, supuestamente característico de ¨perder la virginidad¨; sin embargo, un gran porcentaje de mujeres que tiene penetración por primera vez en su vida, no sintió incomodidad o dolor alguno. 

Como te dijimos al principio: cada cuerpo es diferente y este punto varía por la lubricación que tengas en el área en el momento de la relación. No porque no dolió sigues siendo virgen. 

7.- ¿Qué hay del orgasmo?


No importa cómo haya ocurrido, si fue porque él tiene una lengua mágica e hizo muy bien su trabajo, o si sus dedos te llevaron al cielo aunque no hubiera penetración y llegaste al momento cumbre del encuentro o en caso contrario, por más que te hicieron no llegaste a esa explosión de sensaciones, en cualquiera de esos casos has perdido la virginidad.  

Si experimentaste el punto máximo, probaste la dulce miel del orgasmo y habrás notado cómo la tensión se esfuma y estás más relajada. Pero si no hubo orgasmo, no quiere decir que sigues siendo virgen, el sexo con o sin él sigue siendo sexo. 

Recuerda que la virginidad no es lo que determina tu valor como persona. La sexualidad es algo que debes vivir libremente con responsabilidad, es parte de conocer tu cuerpo y conocerte a ti misma en todos los sentidos.
Recomendados
Recomendados