9 diferencias entre coger y hacer el amor. No son para nada igual


Casi todos saben coger y pocos saben hacer el amor. Desde siempre hemos escuchado la expresión “hacer el amor”. ¿Pero alguién sabe lo que verdaderamente significa? Es decir, ¿cuál es la diferencia entre tener sexo y hacer el amor?



Identificar si tu pareja te hace el amor o solamente tienen sexo es complicado, por eso hoy tenemos para ti las diferencias más notorias entre coger y hacer el amor. ¿Estás listo para descubrir la verdad? Aquí tenemos la información:



1.- El sexo es egoísta, hacer el amor es todo lo contrario.


Según expertos, el sexo casual o con extraños suele ser muy egoísta, pues las personas sólo se concentran en su propio placer; sin embargo aquellas parejas que tienen la fortuna de hacer el amor, entienden que el verdadero goce está en darle placer al otro. 

Mientras que el sexo busca el placer inmediato, quienes hacen el amor persiguen una conexión espiritual a través de los sentidos. 

2.- El sexo libera, hacer el amor une.


Hacer el amor crea nuevas emociones y pensamientos de unión entre la pareja, forma lazos de empatía y conexión. 

Por lo contrario, en la mayoría de los casos el sexo sólo se trata de liberar y descargar energías acumuladas. El sexo es utilizado como forma de desahogo y relajación, hacer el amor significa crear.

3.- Coger es rápido, hacer el amor toma tiempo.


El sexo sin duda es mucho más corto y rápido, pues su única finalidad es llegar al orgasmo. En cambio hacer el amor es más prolongado, tiende a durar mucho más, pues se trata de seguir provocando sensaciones increíbles de placer en la pareja. 

Quienes tienen sexo sólo quieren acabar, quienes hacen el amor buscan llegar al éxtasis. 

4.- El sexo es instintivo, el amor es emocional.


A diferencia de hacer el amor, el sexo sólo se trata de la penetración. Por eso en las películas pornográficas rara vez vemos besos y caricias; las cámaras se centran en el coito sin tomar en cuenta el acto humano. 

Contrario a lo que es el sexo, hacer el amor es mucho más personal, las parejas utilizan caricias, besos y abrazos para dar placer al compañero. 

Quienes tienen sexo rara vez utilizan el juego previo. Como dicen, “van a lo que van”, sin importar nada más. 

Quienes hacen el amor, en cambio, dan prioridad a las emociones y por eso son mucho más cuidadosos y detallistas. 

5.- Los orgasmos son distintos.


Si se tiene sólo sexo el orgasmo es físico, no pasa del placer corporal, pero cuando se hace el amor se alcanza el éxtasis físico, emocional y mental. 

Está demostrado que para las chicas son súper importantes las emociones, más que las sensaciones físicas, por eso se les facilita llegar al clímax haciendo el amor. 

6.- El sexo es más emocionante


El problema de hacer el amor es que con el tiempo puede caer en la rutina, si la pareja no se esfuerza por llevar a la cama nuevos juegos y nuevas técnicas que revivan la flama de la pasión. 

La adrenalina y las emociones fuertes son súper necesarias para mantener la juventud, y esa es una de las ventajas del sexo, pues los que cogen y sólo cogen tienden a sentirse más jóvenes y energizados. ¡Comprobado!

7.- La “escena del crimen” tiene mucho que ver.


Cuando haces el amor quieres estar en un lugar donde puedas amanecer al lado de la persona amada, si tienes sexo no te importa el escenario; puedes hacerlo en el auto, en un motel... cualquier lugar es bueno para coger.

8.- El momento después lo dice todo.


Si al terminar cada uno se va a su casa sin despedirse y no hay un mensaje al día siguiente en tu celular, quiere decir que lo suyo es sólo sexo. Cuando se hace el amor existe preocupación por saber cómo se sintió el otro.

9.- Hacer el amor crea una relación fuerte


El sexo es pasajero y se acaba cuando los amantes dejan de parecerse atractivos. En cambio, hacer el amor es duradero.


¿Y lo tuyo es hacer el amor o coger?
Recomendados
Recomendados