Así luce La Morsa 30 años después. Mira su escalofriante historia


¿Te suena conocido el nombre Johnnie Baima? Apuesto que no. Pero déjame decirte que este hombre es más famoso de lo que parece. Seguramente recordarás que hace algunos años -10 para ser exactos- todo internet se volvió loco con un escalofriante video, en el cual aparecía un sujeto extraño, maquillado, sumamente delgado y bailando mientras usaba vestimenta de mujer…



La imagen de esa persona era sumamente perturbadora y el video estaba acompañado de una horrible música de fondo infantil. Era algo difícil de ver ¿Ya te acordaste? El polémico video fue conocido como “Obedece a la morsa” o en inglés “OBEYDAWALRUS”. Descuida, aquí podrás refrescar tu memoria. 



Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ





Muchos rumores envolvían este peculiar video, fue uno de los primeros en volverse virales, y todo el mundo hablaba de él. Comenzaron a surgir teorías locas sobre mensajes subliminales, invocaciones satánicas y todo tipo de cosas sobre el hombre que aparecía en el video… pero ¿quién es este sujeto?




Como dijimos en un inicio, su nombre es Johnnie Baima, y no pertenecía a ninguna secta extraña, ni se aparecía en la recámara de aquellos adolescentes que vieran su video a media noche… en realidad es un actor que pertenece a la escena travesti estadounidense. Su historia esconde mucho dolor, drama, enfermedades y una serie de abusos durante su infancia. 




Sin duda, este hombre supo apoyarse en su apariencia extraña, la cual se debe al polio, el cual padeció desde que era pequeño, pero al ser un niño huérfano jamás recibió el tratamiento adecuado, lo cual deformó su cuerpo de esa manera. Pasó por muchos lugares donde fue ultrajado por su condición. 




Pero a pesar de todo lo que vivió jamás abandonó sus sueños de convertirse en actor y modelo; pronto descubrió la atracción hacia personas de su mismo sexo y se abrió paso en el cine independiente y la subcultura de Hollywood. 




Hoy, tiene 57 años y se siente mejor que nunca, aunque tiene que transportarse en silla de ruedas, su cuerpo luce más saludable. Sigue participando en el medio de espectáculo y es ampliamente reconocido. Se ha dado a conocer también bajo el nombre de Sandy Crisp y “The Goddess Bunny” (La diosa conejo) tomado de un documental sobre su vida, el cual se realizó en 1998. 




Así es como luce actualmente, y sin duda, se ha ganado el cariño de todos sus fans desde los años 80. Su talento, sus ganas de salir adelante y la eterna lucha contra su enfermedad lo han convertido en un ejemplo a seguir. Sobre todo en estos momentos en que la comunidad LGBT ha ganado terreno y viene con fuerza a defender sus derechos.

Recomendados
Recomendados