El extraño caso del “Vaginismo”. Si te duele al tener sexo esta podría ser la razón


El vaginismo es una disfunción sexual de las mujeres que consiste en una contracción involuntaria de los músculos que rodean la entrada a la vagina y que impide la penetración debido a los fuertes dolores que provoca.



Las causas pueden ser variadas; razones fisiológicas relacionados a la falta de estrógenos, alguna cicatriz genital a raíz de un parto o un aborto e incluso, a un estado psicológico. Y aunque muchas mujeres pueden llevar relaciones placenteras con su pareja sin penetración, para otras el vaginismo es un limitante que causa miedo e insatisfacción.



Pero ¿Cuál es la solución?

1.- Buscar terapia o asesoría sexológica.


Como ya vimos, el vaginismo es un bloqueo mental que se manifiesta a nivel genital, así que acudir a terapia puede hacer que se identifique el problema de raíz y que así se pueda ser solucionado más rápidamente.

2.- Conoce tu cuerpo.


Algunas mujeres no conocen su zona genital y es por ello que se imaginan que tienen una vagina tan pequeña y estrecha que si entra un pene podría quedar desgarrada por completo; de ahí que el miedo las invada y comiencen a crear un estado psicológico generador del vaginismo. Anímate a tomar un espejo y observa tu vulva.  Date la oportunidad de tocarte y comprobar que las paredes pueden ser flexibles y por lo tanto no sufrirán ningún daño.

3.- Busca otras formas de recibir placer


Las mujeres no necesariamente ocupamos de la penetración para conseguir un orgasmo. Existen otras formas de dar y recibir placer, por ejemplo, sexo oral o simplemente con besos y caricias.

4.- Relajación


Controlar tu respiración e ir identificando la tensión en cada parte de tu cuerpo, te ayudará a relajarte físicamente y  disminuirá el estrés.

5.- Dilatadores vaginales.


Estos dispositivos pueden ser una excelente herramienta para complementar el tratamiento. Los dilatadores ayudan a conseguir mejoría en el suelo pélvico, pero no sólo eso, sino que con la orientación adecuada, también pueden ayudar a identificar y mejorar las motivaciones psicológicas que provocan el espasmo de estos músculos, preparando a tu mente para la penetración SIN DOLOR.


Estos son algunos ejercicios que puedes realizar. Si estás en pareja, te recomiendo que los dos se incluyan en el tratamiento, para lograr una mejor comprensión y fortalecer el vínculo de pareja.

Recuerda que en casos de vaginismo el tratamiento debe ser multidisciplinar, así que no olvides de ir con algún ginecólogo de tu confianza y abordar el problema desde todas las áreas.
Recomendados
Recomendados