La forma correcta de depilar tu vagina. Tu novio será el hombre más feliz del mundo


Una de las prácticas más comunes entre las mujeres, a partir de la adolescencia, es eliminar todo el vello del cuerpo sin importar dónde se encuentre ni lo doloroso que pueda llegar a ser. Invertimos tiempo y dinero con tal de que no aparezca ningún pelito indeseado.

Remover el de axilas y piernas, e incluso el bigote, es fácil de asimilar. Pero depilar la zona genital son palabras mayores por el dolor que puede provocar. 




A pesar de que somos consideradas el sexo débil, el dolor no es suficiente para hacernos desistir. Ya sea porque queremos lucir un atrevido traje de baño, porque vamos a tener un apasionado encuentro con nuestro chico, o incluso para evitar que piensen que no nos aseamos de forma adecuada todas y cada una de las partes del cuerpo, exponemos al área más sensible a distintos métodos para dejarla más lisa que un globo. 

Y como lo más seguro es que sigamos haciéndolo, lo mejor es informarnos de cuál es el procedimiento adecuado para cada una y cómo realizarlo correctamente, para no lastimarnos. Así que toma nota:

1.- Cremas depilatorias


Es uno de los métodos menos agresivos para la zona vaginal y deja la piel tersa. Lo mejor es adquirir una crema para piel sensible, aplicarla únicamente de 5 a 8 minutos y enjuagar con suficiente agua, para evitar cualquier reacción alérgica. Debes tener en cuenta que estos productos sólo cortan el vello, no lo eliminan desde la raíz. Además, si los empleas de forma constante pueden manchar tu piel.

2.- Afeitar


Es la forma más usada por lo fácil que resulta llevarla a cabo, además de que no hay que gastar mucho dinero ni pasar momentos de sufrimiento. Procura utilizar rastrillos especiales y hacerlo con el mayor cuidado, para no cortarte. El modo adecuado para rasurar esta zona es estirando la piel lo más posible y siguiendo el sentido del crecimiento del vello, para evitar irritación. Lo malo de esta técnica es que si lo hacemos de manera frecuente puede ocasionar que quede alguno encarnado, además de picazón constante cuando vuelve a crecer.

3.- Cera depiladora


Quizás sea la técnica más popular en estos tiempos aunque, tenemos que admitirlo, también la más dolorosa de todas. Si tu deseo de eliminar los vellos de raíz es más grande que el miedo al dolor, te recomendamos que tengas muy en cuenta lo siguiente: 

Tanto la pelvis como la vagina son mucho más sensibles durante el período y desde 2 días antes, por lo que te recomendamos evitar depilarte en esos días.
Debes dejar crecer el vello lo suficiente para que la cera se adheiera.
Cuando te vayas a depilar procura no aplicar ni cremas, ni jabón cremoso en esa zona, para que esté completamente limpia y seca. 
Se debe poner un capa DELGADA de cera, y arrancarse rápidamente, en sentido CONTRARIO al crecimiento del vello.


Aunque este método es muy efectivo, y puedes tardar de 4 a 6 semanas para que la vellosidad vuelva a aparecer, debes saber que en ese transcurso en que se va abriendo paso de nuevo en la piel, va a ser muy incómodo y puedes sentir molestias al orinar o al tener relaciones. 

4.- Láser


Es una modalidad que no podrás usar por ti misma, y si decides aplicarla deberás invertir una buena cantidad de dinero, así como hacerlo en varias sesiones  (6 a 8, según el grosor en cada mujer), pero es la única con resultados permanentes y con la que te aseguras de que el vello no vuelve a crecer. Ten en cuenta que el rayo láser puede decolorar un poco la piel, así que si eres morena tal vez te queden unos puntitos blancos. 

A pesar de que cada vez más sitios ofrecen este servicio, debes ser muy cuidadosa al elegir dónde hacerlo. Busca una clínica que tenga las certificaciones necesarias y que ofrezca buen trato pero, sobre todo, que tenga especial cuidado por tratarse de una zona delicada, que en muchas ocasiones a las mujeres les incomoda tener tan expuesta.


Ahora que ya conoces las formas en las que puedes depilar tu zona púbica y la forma correcta de realizar cada una de ellas, también queremos que consideres que la madre naturaleza es extremadamente sabia, y los vellos que están en específico en el área vaginal son para protegernos de impurezas y microbios que provocan infecciones. Por esto no es muy recomendable retirar absolutamente todo el vello, ya que puede quedar desprotegida la vagina. 

Recomendados
Recomendados