Mira cómo hacer más chica tu VAGlNA para que tu novio sienta más rico. Pensará que eres virgen


¿Alguna vez has considerado hacer algo para estrechar tu vagina? La importancia de tener relaciones cuando eres más joven por lo general recae en el placer que sientes. Como tu vagina es más estrecha sientes mucho más. Con el tiempo, la menstruación, la actividad sexual y los embarazos pueden modificar un poco su tamaño, pero no tienes por qué resignarte a vivir así.

Consultamos a varios ginecólogos para saber si existe algún método seguro y efectivo para que esa parte de tu cuerpo recupere el tamaño original, y te tenemos buenas noticias: sí, los hay. Conoce aquí tus opciones:


1. Con cirugía




Es uno de los métodos más costosos y muy popular entre las celebridades. Pudiéramos decir que es el más efectivo, pero como sale del presupuesto de la mayoría de las chicas, muy pocas lo aplican.

2. Aerosoles


Son sustancias elaboradas con hierbas. Lo que hacen es endurecer los músculos del área vaginal y actúan mientras duermes. No debes usarlas cuando estás en tu período. Al tener todo más firme crearás la sensación de “estrechez”. Debes tener mucho cuidado con los productos disponibles en el mercado, pues muchos no funcionan. Pregúntale a tu ginecólogo cuál es la mejor opción. 

3. Ejercicios de Kegel

Éstos fortalecen los músculos interiores, por lo que tu vagina mantendrá su forma original y estrecha. Además, ayudan a corregir la incontinencia urinaria y favorecen todos los músculos pélvicos; hasta pueden prevenir casos de osteoporosis. Para guiarte te recomendamos el siguiente video: 

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ




4. Bolas y/o conos


Son instrumentos que al introducirlos en tus partes, los exprimes y funcionan como ejercicios. Son útiles para restaurar el área a su forma original después de un parto. 

5. Cremas


Son fórmulas especiales que hacen que los músculos vaginales se endurezcan; por lo general se elaboran con extractos de hierbas. Pueden aplicarse durante el acto sexual, pues reducen las molestias y aumentan la sensibilidad. Además incrementan el grado de humedad, pero el uso constante puede causar infecciones. Definitivamente, nunca debes usarlas si estás en tus días y mucho menos sin consultarlo con tu médico de confianza.

6.- Ejercicios de suelo pélvico

Son muy parecidos a los ejercicios de Kegel pero trabajan más músculos del área abdominal, y te ayudan a gozar de mejor salud en todos los sentidos. En este video puedes ver algunos ejemplos:

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ





7.- Kung fu vaginal


Varios sexólogos coinciden en que esta antigua práctica taoísta es buenísima para fortalecer los músculos vaginales. Consiste en introducir un elemento de peso en el canal vaginal, que a su vez sostiene algo más pesado. Mientras está dentro de ti debes hacer contracciones. A la larga notarás que sientes más placer durante las relaciones y que también aumenta tu deseo. 

Como en el caso de los ejercicios de suelo pélvico y de Kegel, esta rutina te ayudará a evitar incontinencia urinaria y dolores de espalda, mejorará la recuperación después de un parto y te dará otros beneficios. Si recurres a este método, es muy importante que te asegures de limpiar bien la piedra o pesa que utilices, para evitar infecciones. 

Ante cualquier duda, recuerda consultar a tu ginecólogo. Esta parte de tu cuerpo es delicada, cuenta con mecanismos propios de limpieza y bienestar. De hecho, a pesar del cambio que pudiera haber en su forma no tienes mucho de qué preocuparte, pues hay innumerables posturas sexuales y juguetes que te ayudarán a seguir sintiendo mucho placer. 

En lugar de preocuparte por estrechar esta parte de tu cuerpo, es mejor adaptarte a la nueva condición y sacarle el mejor provecho posible con ayuda de tu pareja. Disfruta sanamente.

Recomendados
Recomendados