Su madre lo trataba como perro, pero lo que su padre le hacía era mucho peor


Un nuevo caso de maltrato infantil en Manila, Filipinas, ha indignado al mundo entero, después de que la propia madre subiera a las redes sociales unas fotografías en las que aparece un pequeño de tan sólo 1 año atado a una correa y comiendo en un plato en el suelo, como si se tratara de un perro descuidado.



La madre, Ayra de la Cruz Francisco, tuvo el descaro de publicar las fotografías en su página de Facebook, y escribió: “Nuestra nueva mascota. Mi hijo está loco, hace todo lo que le decimos. ¡Me hace reír mucho!”, lo que inmediatamente desató la furia de millones de usuarios en Internet, quienes dieron aviso a las autoridades esperando que la responsable pagara las consecuencias de sus actos.



El chico no sólo era denigrado por la madre sino al parecer también llegó a ser torturado por el padre, y no pasó mucho tiempo antes de que agentes del Departamento de Bienestar Social se presentaran en la casa de Ayra.


Aunque ella suplicó y trató de explicar en medio del llanto que todo había sido una broma, con la que no pretendía dañar de ninguna forma a su hijo, los agentes se llevaron al pequeño para someterlo a exámenes médicos y después lo ingresaron a un centro para niños y jóvenes maltratados, en la provincia de Bataan.


Los esfuerzos de Ayra para burlarse de la justicia fueron en vano y cuando la llevaron a que diera su declaración acerca de las denigrantes fotografías, tanto ella como el padre fueron sometidos a varias pruebas de evaluación psicológica para determinar si se encuentran en condiciones de hacerse cargo del bebé y en caso contrario, quitarles por completo la custodia. 

Esperamos que lo que decidan las autoridades sea para proteger al menor y que ya no sufra ningún trauma que le impida tener una vida completamente normal en el futuro.
Recomendados
Recomendados