10 animales que se comen alrededor del mundo. El #4 grita mientras lo fríen


¿Cansado de desayunar huevos con jamón todos los días? ¿Estás harto de comer lo mismo siempre? ¡Deja de quejarte!, porque tengo la solución para ti. Los alimentos que te voy a mostrar a continuación son para ampliar tu panorama y que tengas otra visión en cuanto a la cocina se refiere... 

10. Corazón de serpiente



Este famoso platillo lleva un proceso para ser degustado. Primero tienen que matar a la serpiente enfrente de quienes se la van a comer, y sacarle la toda sangre, la cual se echa en “caballitos” de tequila, y acto seguido el corazón, que todavía está latiendo. Se le corta un pedazo, lo comen y toman la sangre.



9. Estómago de oveja relleno


Platillo obligado si algún día visitas Escocia. Para este nada apetecible alimento llamado “haggis”, el estómago de la oveja es rellenado con pulmones, hígado y corazón, revueltos y machacados. También lleva avena, cebolla y algunos condimentos para darle saborcito. ¡Los escoceses se enojan si no comes de su “haggis” casero!

8. Hamburguesa de sesos


Hablando de hamburguesas, se me antojo una como la de la foto. La particularidad de esta creación es que en Inglaterra la venden ya en un establecimiento como tal, y el toque está en los sesos de res, debido a que los sazonan de diferente manera. ¡Ten cuidado, porque el contenido de grasa es muy alto!

7. Sopa de cucaracha


Imagínate que en ciertas regiones de Asia la sopa de cucaracha es equivalente al caldo de pollo en México. Son sólo fideos mezclados con estos insectos y, según dicen, es muy efectiva para la gripa. 

6. El queso “casu marzu”


Este queso italiano ultra cremoso, que hace la combinación perfecta con un buen vino tinto, es sólo para paladares “conocedores” del tema. El secreto para tales texturas y sabores son las larvas de mosca que fermentan el producto. ¡Ex-qui-si-to!

5. Grasa y piel de ballena congelada


Es como ir a la feria y comprar plátanos fritos; en Groenlandia la grasa de ballena o “muktuk” es el “snack” favorito de los pobladores. Este aceitoso -y sobre todo gomoso- alimento contiene vitaminas C y D. Normalmente se come cruda, pero también lo puedes pedir frito.  

4. Tarántulas fritas


Son las “papitas” de los habitantes de Camboya. Una vez que están fritas se las botanean con limón, sal y chile. Las patas son sus favoritas, por su condición crujiente. ¡Se me antojan con una michelada!

3. Huevo centenario


Aquí te presento una nueva forma de preparar tus “huevitos mañaneros”. Este auténtico platillo oriental es una variante de los huevos cocidos. Es decir, una vez que los coces los tienes que guardar durante ¡MESES! en una especie de “contenedor” hecho de arcilla y cal. Cuando la yema se ponga verdosa y el huevo adquiera un color café oscuro o negro, está listo para degustarse. El olor ya te imaginarás cómo es...

2. Escamoles


¡Verdadero manjar de dioses! acompañados con su guacamolito y sus nopalitos… Los escamoles son larvas de las agresivas hormigas negras Liometopum. La consistencia es como de requesón, y van fritos con mantequilla y epazote.  Es un platillo muy caro y se le conoce como “caviar mexicano”.

1. Feto de pato o “huevo con patas”



También conocido como “balut”, es un platillo filipino que se come “a lo macho”... Para ello necesitas un huevo que normalmente es alrededor de 18 días más o menos, cuando el pato ya está semidesarrollado. ¡Aseguran que es una verdadera delicia con propiedades afrodisíacas!

La cocina es un arte y la diversidad es infinita. ¿Te atreverías a probar estos platillos?

Recomendados
Recomendados