12 personas que se pasaron de lanza en el transporte público. Ya nadie tiene respeto


Quienes hemos viajado en transporte público -sin importar que sea en Metro, autobús, microbús o “pesero”- nos hemos topado al menos en una ocasión con un personaje que difícilmente podremos olvidar. Y con esto no nos referimos a los que se quedan dormidos en su lugar o incluso en el hombro del pasajero de al lado, sino a personas que con su excéntrico comportamiento se han ganado ser fotografiados por otros viajeros. 

Gracias a estos últimos hoy podemos compartirte esta galería con algunos de los individuos más cómicos en el transporte colectivo, ya sea por el descaro con el que se conducen o porque, de plano, no les importa cómo puedan ser percibidos con sus actos.

¿Estás listo para reír un rato? Entonces empezamos...



20.- Bien dicen que las mujeres somos expertas en aprovechar el tiempo, pero poner a llorar a los pasajeros del Metro mientras pica cebolla, no está nada bien.


19.- ¿Quién dijo que viajar en el transporte público tenía que ser incómodo?


18.- Al parecer a él su muñeca además de darle placer, le sirve de acompañante.


17.- Esta señora se aseguró de tener asiento a como diera lugar, sin importar que tuviera que llegar con él.


16.- O estaba demasiado cansada que no le importó detenerse en el tubo con la nariz, o simplemente aprovechó el trayecto para levantarla un poco sin necesidad de cirugía.


15.- A este hombre probablemente no le moleste la gran almohada sino ir al lado de alguien con ese atuendo.


14.- Aun acostado en tres asientos, este hombre no se ve nada cómodo…


13.- A esta pobre chica le fue imposible mover la cabeza durante todo el trayecto, y nos queda bien claro por qué.


12.- No hay duda de que este gatito va muy calientito…


11.- ¿No puedo subir mascotas al Metro? ¡Cómo que no, si es mi “perrhijo”...!


10.- Estamos de acuerdo en que el Metro puede ser caluroso, pero nadie debería llegar a estos extremos…


09.- Es evidente que algunas personas consideran que siempre se puede ir un poco más allá…


8.- Y si el tiempo no te alcanza para ir al gimnasio, siempre puedes hacer barras en el Metro mientras te pones al día con la lectura.


7.- Estamos seguros de que este hombre además de descansar, tuvo sueños muy placenteros.


6.- ¡Que alguien nos explique! ¿Cómo es que pudo llegar a esa posición y quedarse así?


5.- Esto sólo puede sucederte si te excediste con los tragos, o de plano estás por finalizar el semestre…


4.- Hay a quienes no les importa dar un espectáculo en el transporte, con tal de ahorrarse lo del cuarto…


3.- Está muy claro que nadie quiso sentarse a su lado, para evitarse la pena de descubrir lo que haría esa mano traviesa.


2.- Y si algo te da penita, no importa mientras te escondas bajo tu camiseta; lo más probable es que nadie te vea…


1.- Como ya no queremos ser mal pensados, vamos a creer que a esta mujer sólo le están contando una historia de terror.


Recomendados
Recomendados