6 trucos para abrir una puerta sin llaves. Podrás entrar a cualquier parte


¿Quién no se ha quedado fuera de casa o ha dejado las llaves dentro del auto? No lo niegues, a todos nos ha pasado. La buena noticia es que no tienes que volver a sufrir esa pena, pues hoy te diremos seis formas de abrir una puerta de casa o de auto sin llaves. ¡Te convertirás en el héroe de la situación! 

En los siguientes puntos aprenderás el procedimiento y las herramientas que necesitas. La verdad es que son cosas muy sencillas de hacer, y no vas a tener que romper la puerta ni nada, sólo concentrarte bien. Toma nota y prepárate para esos casos de emergencia: 


Puertas de casa

6.- Con una llave “bumping”



Debes contar con una de estas llaves, que entrará en cualquier cerradura con un poco de fuerza, pues debes golpearla con un martillo o un pequeño mazo. Una vez dentro, gira la llave para liberar el corte y abrir. 

5.- Con una tarjeta de plástico


Muchos usan tarjetas de crédito, pero como pueden dañarse, te recomendamos usar un pedazo de plástico o de película para radiografía. Deslízala por la orilla de la puerta, a la altura de la cerradura, en forma perpendicular, y sentirás cómo el pasador se empuja, entonces es tu oportunidad para abrir. 

4.- Con un juego de llaves hexagonales


Éstas funcionan en las cerraduras modernas, que no tienen espacio para introducir la llave sino un pequeño orificio. Debes ser paciente, pero claro que podrás abrir. Mete el extremo largo de la llave hasta que sientas que engancha algo. Entonces gira y listo. 

3.- Con un juego de ganzúas 


Otro método que requiere mucha paciencia, pues necesitas practicar para que funcione. Introduce la llave de tensión, después la presionas hacia abajo y la haces más tirante mientras metes la ganzúa por encima de ella, con ésta deberás mover todos los pistones para abrir la puerta. 

Puertas del coche:

2.- Con una cuerda o un cordón


Cualquiera de las opciones debe ser de buen tamaño y tener un nudo corredizo, pues con él lazarás la clavija. Introduce la cuerda por la esquina superior hasta que la atrapes, jala los extremos y levántalos para desactivar el seguro. Entonces podrás abrir la puerta sin problema.

1.- Con un gancho de ropa 


Quizá tu auto no tiene seguros de este tipo, así que esta opción podría funcionarte mejor. Consigue un gancho de ropa de metal, desdóblalo e introdúcelo por debajo de la ventana. Una vez que esté en el interior de la puerta, muévelo hasta sentir un pestillo cerca de donde está la manija. Engancha, jala el pestillo y… ¡caso resuelto! 
Recomendados
Recomendados