Así luce hoy el primer túnel que excavó el Chapo en 1990. Así inició su imperio


El 19 de mayo de 1990 se descubrió el primer narcotúnel de la historia, utilizado para el traslado de drogas, armas, dinero y personas, ubicado muy cerca de la frontera entre los estados de Sonora y Arizona. 



Cuando se descubrió la prensa norteamericana señaló que se trataba de algo único, “como sacado de una de las películas de James Bond”, fue encontrado cuando las autoridades mexicanas siguieron un cargamento de más de 2 toneladas de cocaína. 


De acuerdo a las investigaciones fue el antiguo líder del Cartel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, quien llevó a cabo dicha construcción, de hecho se sabe que en el mundo del tráfico de drogas Guzmán pudo escalar posiciones en la organización gracias a la creación de estos túneles, que permitieron transportar droga a Estados Unidos más rápidamente. 


La obra comenzó a ser construida hace más de 25 años en una casa del lado de México, en el pueblo de Agua Prieta, y una bodega en el lado norteamericano, en Douglas, Arizona. Cuenta con una profundidad de 30 pies y una longitud de 200 pies. Por supuesto la obra cruza el muro que divide a la frontera. 


Además, contaba con un sofisticado sistema de llaves de agua para poder abrir y cerrar escondites y pasadizos secretos. Cuando el túnel no estaba en uso el agua corría para evitar sospechas de la policía. 

Hoy en día este primer narcotúnel se encuentra incautado por el gobierno mexicano y ha sufrido algunos cambios, de parte de Estados Unidos ha sido tapado por completo, mientras que en el lado mexicano sigue prácticamente intacto, y a pesar de encontrarse resguardado cientos de personas al año se las arreglan para ir a tomarse fotos en el lugar. 
Recomendados
Recomendados